#LaCrónica Pasión, trabajo y defensa para llevarnos el bronce a Madrid

Warburton se dispone a lanzar un tiro libre.

02.05.2021

La lucha por el bronce estaba servida. El líder de la División de Honor Trofeo Fundación ONCE, Bilbao BSR, era nuestro último escollo para subirnos al tercer cajón de la Champions Cup 2021. Un equipo sólido y con mucha experiencia que ansiaba, al igual que nosotros, llevarse un gran sabor de boca de Wetzlar.

El técnico madrileño, Miguel Vaquero, situó al mismo quinteto que los partidos anteriores de cuartos de final y semifinales, conformado por Jake Williams, Gragg Warburton, Pablo Zarzuela, Bill Latham y Amadou Diallo.

El inicio de partido, como era de esperar, fue muy igualado. El catalán Jordi Ruíz producía para los bilbaínos y Jake Williams hacía lo propio para el conjunto amarillo. Gracias a un triple y a una gran canasta de Warburton la diferencia se marchó hasta los 5 puntos (10-15). El intercambio de canastas, con Manu Lorenzo y Bill Latham como protagonistas, favorecía a la escuadra madrileña que conseguía una buena renta tras los primeros diez minutos (16-21).

En el segundo cuarto la entrada de Jhon Edison Hernández le dio otro aire al ataque vasco y consiguió liderar un parcial de 10-5 para situarse tan solo a dos puntos (24-26). El tercer triple de Jake y dos tiros libres de Warburton nos devolvían los cinco de renta (28-33). La defensa funcionaba para maniatar cada ataque bilbaíno, castigar en ataque con la máxima del partido y provocar el tiempo muerto de Adrián Yáñez (28-37). La entrada de Lavanderia y la vuelta de Jake, con su cuarto triple del partido, disparaban a los amarillos que conseguían trece puntos de ventajas y se acercaban al bronce tras los primeros dos períodos (34-47).

El tiempo de descanso enfrió a los bombarderos, ya que estuvimos tres minutos sin ver una canasta  hasta que Gregg e Ignacio Ortega  rompieron la sequía (34-51). Jordi Ruíz y David Mouriz anotaban para intentar estrechar el cerco pero no fallábamos en el momento clave (44-60). El final del tercer cuarto fue inmejorable y conseguimos acumular veinte puntos de ventaja para rozar el mental (48-68).

Los últimos diez minutos los vivimos con muchísima emoción, disfrutando cada jugada, sintiendo cada segundo. Con Dani Stix y Pincho en pista conseguimos alcanzar los treinta puntos de renta (59-89). Los mejores del partido fueron Jake Williams con 28 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias y Bill Latham con 20 puntos, 14 rebotes. El bocinazo final trajo consigo una auténtica fiesta. Stix levantó el trofeo como tercer mejor equipo de Europa. ¡A disfrutar y a seguir trabajando cada día más y más equipo!

CONSULTA LAS ESTADÍSTICAS COMPLETAS DEL PARTIDO AQUÍ.

#FamiliaILUNION