El ILUNION, subcampeón de Europa de baloncesto en silla de ruedas por sexta vez

Foto de Latham tirando a canasta

05.05.2018

El equipo español del ILUNION se proclamó este sábado subcampeón de la Champions League de baloncesto en silla de ruedas, que es la competición europea de clubes más prestigiosa de este deporte, al perder la final contra el Thuringia Bulls (Alemania) por 39-74. Se trata de la sexta vez que los madrileños logran el segundo puesto en este torneo.
 
El ILUNION agranda así su palmarés de la Champions League, ya que ha acabado 18 veces entre los cuatro mejores: campeón en 1997, 2016 y 2017; subcampeón en 1996, 1998, 2003, 2014, 2015 y 2018; tercero en 1995, 1999, 2004 y 2013, y cuarto en 2001, 2002, 2006, 2011 y 2012.
 
Por su parte, el Thuringia Bulls ha llegado a la cima europea del baloncesto en silla de ruedas después de sólo seis años de experiencia continental, ya que anteriormente también participó en la Champions (cuarto en 2015 y 2017) y la André Vergauwen Cup (campeón en 2014 y 2016, y tercero en 2013).
 
El partido decisivo de la Final Four de la Champions League de este año, disputado en el Edel-Optics Arena de Hamburgo (Alemania), donde se jugará este verano el Mundial de selecciones nacionales, estuvo dominado casi el principio por el conjunto germano, que terminó adueñándose de la pista a medida que transcurrían los minutos gracias al dúo estadounidense formado por Jake Williams y Matt Scott.
 
El ILUNION, animado desde la grada por un grupo de aficionados que de cuando en cuando hacía rugir el pabellón, nunca pudo ir por delante en el marcador y aguantó casi hasta el final del primer cuarto, después de que Williams anotara 11 puntos consecutivos y empezara a llevar en volandas a la escuadra teutona. 
 
Un hándicap importante en el equipo madrileño es que el pívot australiano Bill Latham, clave en la victoria de las semifinales, sumaba ya tres faltas personales en el minuto ocho de encuentro, a lo que se añadía las dificultades para encontrar opciones cómodas de tiro.
 
Después del 10-19 del primer periodo, el partido se igualó, pese a los lanzamientos exteriores de Williams y los contraataques de Scott, ya que los hermanos Alejando y Pablo Zarzuela consiguieron romper la defensa germana en varias ocasiones y el británico Terry Bywater acompañaba con canastas desde media distancia. Al descanso, el marcador reflejaba 25-35.
 
SEGUNDA PARTE
 
A la vuelta de los vestuarios, el Thuringia Bulls rompió definitivamente el partido con un parcial de 4-22, en gran parte debido al estado de gracia de Scott, mientras que el entrenador del ILUNION, José Artacho, probaba diferentes quintetos para frenar la desventaja. 
 
Con 29-57, el último cuarto fue un mero trámite en el que los jugadores del ILUNION siguieron sin estar acertados ante el Thuringia Bulls, que ya empezaba a dejar de ser un ciclón sobre la pista. Al final, el marcador se quedó en 39-74, que es el más abultado en una final de la Champions League desde al menos 2004. El anterior resultado más desnivelado en la última década y media se produjo en 2006, cuando el Lahn-Dill (Alemania) derrotó al Anmic Sassari ((talia) por 75-43.
 
Los mejores del ILUNION fueron Bill Latham (14 puntos y 13 rebotes), Terry Bywater (10 puntos, 5 rebotes y 11 asistencias) y Alejandro Zarzuela (6 puntos y 12 rebotes), al igual que Scott (25 puntos, 12 rebotes y 8 asistencias), Williams (22 puntos) y Halouski (15 puntos y 5 rebotes) en el Thuringia Bulls.
 
Anteriormente se jugó el partido por el tercer y cuarto puesto de la Champions League, que acabó con victoria del UnipolSai Briantea 84 Cantú (Italia) contra el Lahn-Dill (Alemania) por 64-72.
 
En la tradicional ceremonia final se entregaron trofeos a los miembros del quinteto ideal de la Final Four de la Champions League, entre ellos Alejandro Zarzuela, Pablo Zarzuela y Terry Bywater (ILUNION); Jake Williams (Thuringia Bulls) e Ian Sagar (UnipolSai Briantea 84 Cantú).