El CD ILUNION muere en la orilla tras una gran remontada ante el Thuringia Bulls

Foto en corro de los jugadores

04.05.2019

l CD ILUNION ha perdido esta tarde 69-71 ante el RSB Thuringia Bulls  en la final de la Champions League de baloncesto en silla de ruedas, celebrada en la ciudad polaca de Walbrzych.
 
El CD ILUNION llegaba a la final tras deshacerse en las semifinales del Amiab Albacete en un cómodo partido y, por su parte, el conjunto alemán llegaba tras ganar al Lhan Dill alemán
 
Vaquero arrancaba el partido con Sara Revuelta, Bywater, los hermanos Zarzuela y Hawkins. El entrenador madrileño prefería la altura del jugador colombiano para hacerse fuertes en la zona y dejaba a Bill Latham en el banco.
 
El ILUNION salía a pista más concentrado y rápidamente se ponía 4 arriba con dos canastas de Bywater y Hawkins. El conjunto alemán no acertaba con el aro y arrancaba con un 0 de 4 en el tiro. En los primeros 4 minutos de partido solo era capaz de anotar un tiro libre. El conjunto amarillo se iba a contagiar del juego errático teutón y sufría para anotar con facilidad. El partido se igualaba y ningún equipo conseguía imponer su ritmo. Hopkins era el dueño del rebote e impedía segundas opciones de su rival. A falta de 2 minutos Bywater comenzaba a calentar su muñeca y anotaba los últimos 8 puntos de su equipo, incluido un 2+1 para cerrar el cuarto y poner 5 arriba a los suyos (14-9).
 
La segunda mitad iba a ser de tremenda igualdad. Vaquero sentaba a Hawkins y daba los primeros minutos a Latham. Perdía centímetros, pero ganaba un gran tirador. El equipo alemán empezaba a encontrar su juego y jugaba de tú a tú a los madrileños. Acertados en el tiro libre, desde donde sumaba gran parte de sus puntos, contrarrestaban el fallo en el tiro exterior en el que sumaban un 0 de 4 desde la línea de tres. Por su parte, Bywater anotaba prácticamente lo que tiraba desde el exterior con un 4 de 5 en triples. Se llegaba al descanso con 3 puntos de ventaja para el ILUNION, y todo por decidir en la segunda mitad 34-31.
 
El tercer cuarto iba a ser a la postre definitiva. El RSB Bulls quería finiquitar la final por la vía rápida. Con un 9-0 de inicio se ponía 6 arriba en el marcador y dejaba a los madrileños sin anotar en los primeros 4 minutos (34-40). Era el comienzo de unos minutos arrolladores de los de Michael Ángel. Jake Williams se tomaba la justicia por su mano y anotaba 4 triples consecutivos que daban a su equipo una ventaba de 15 puntos a falta de 5 minutos para el final del cuarto. El ILUNION no era capaz de frenar a su rival y parecía bajar los brazos por momentos también en ataque. Sus peores minutos coincidían con su mejor hombre en el banco. Minutos que el conjunto alemán aprovechaba para poner un parcial de 20-2. Últimos 10 minutos por jugarse y 15 puntos de ventaja para los Bulls.
 
Parecía que la final estaba decidida a favor de los alemanes, pero el equipo de Miguel Vaquero iba a sacar todo el orgullo que lleva dentro para intentar remontar el partido. Este equipo ha conseguido grandes gestas y en su ADN está luchar hasta el final. A punto estuvo de conseguir la remontada. Un juego rápido y efectivo, liderado por Bywater y Hawkins puso a su equipo a tan solo 2 puntos de su rival, con 4 minutos por jugarse. Un parcial de 17-4 daba esperanzas a los madrileños, que habían conseguido lo más difícil. Los Bulls parecían despertar y respondían con canasta cada anotación de los madrileños. 
 
A falta de 1 minuto, la ventaja para los alemanes era de 3 puntos. El ILUNION atacaba para ponerse a 1 o empatar el partido, pero un robo de balón de Scott a Bywater con posterior canasta en el contrataque, ampliaba la ventaja de los suyos a 5 puntos y decidía definitivamente la final. Bywater anotaba un triple sobre la bocina para poner el 69-71 definitivo.