El CD ILUNION levanta su octava Copa del Rey consecutiva

Foto de la entrega de la Copa

25.02.2018

El CD ILUNION ha vencido esta mañana 77-96 al BSR ACE Gran Canaria en la final de la Copa del Rey de Baloncesto en silla de ruedas y levanta su octava Copa de forma consecutiva.

El partido ha estado dominado de principio a fin por los madrileños, que han mostrado sobre la pista su buen momento de forma y han despejado de un plumazo cualquier duda sobre su rendimiento.

El vigente campeón salía a la pista decidido a que no saltase la sorpresa ante un equipo que se ha plantado a base de trabajo en una final que nadie esperaba.

José Manuel Artacho volvía a sacar de inicio al quinteto del partido de cuartos; Sara Revuelta, Terry Bywater, Bill Latham y los hermanos Zarzuela salían a pista para imprimir un ritmo difícil de aguantar por los canarios.

El equipo gran canario salía a pista con ilusión y con ganas de hacer bien las cosas y demostrar el por qué habían conseguido llegar a la final. Pero enfrente se iba a encontrar con un equipo que no pierde el hambre por ganar. Una temporada irregular, pero que en los momentos importantes dan la talla. Y así iban a salir al partido Bywater, Latham y compañía, con ganas de comerse el partido desde el inicio.

El CD ILUNION se iba a ir distanciando poco a poco en el marcador con un juego rápido y vistoso y con todos sus jugadores muy enchufados. Artacho movía su banquillo en este primer cuarto sin que el ritmo bajase. La ventaja para los madrileños se iba hasta los 11 puntos al final del primer cuarto (15-26).

El segundo cuarto iba a ser muy parejo y disputado. El conjunto isleño no quería irse del partido. Creían en su potencial e iban a vender cara su derrota. En unos minutos repletos de intensidad y acierto conseguían acercarse a 5 puntos (35-40) a falta de 2 minutos para el descanso. Parecía que el partido se podía poner del lado del Gran Canaria, pero nada más lejos de la realidad. El ILUNION volvía a ajustar la defensa y la diferencia se volvía a ir a los 13 puntos al llegar al descanso 36-49.

El equipo de Artacho no pensaba volver a dar más concesiones a su rival y, con un Bywater arrollador rompía el partido definitivamente en el tercer cuarto. Un 3+1 del inglés elevaba la ventaja a los 17 puntos (38-57). Tres triples anotó el jugador del ILUNION en este cuarto por un total de siete en el partido y finalizar en su casillero con 41 puntos, una auténtica bestialidad. 25 puntos de ventaja para los madrileños al final del tercer cuarto y la final prácticamente decidida.

Es digno de elogio el que el conjunto de Padrón no bajara nunca los brazos. Luchó cada pelota hasta el último segundo de partido y consiguió que la sangría no fuera a más, peleando hasta el final con la cabeza bien alta. Por parte del CD ILUNION, sus jugadores seguían divirtiéndose en la pista sabedores de que la victoria estaba asegurada y con un entrenador que consiguió que todos los jugadores convocados fueran importantes no solo en esta final, sino en todo el torneo.

Marcador final de 77-96 para el CD ILUNION, que levanta su decimoséptima Copa del Rey, octava de forma consecutiva.